Skip to main content
Internet Archive's 25th Anniversary Logo

Full text of "Mensajero Valdense"

See other formats


PERIODICALS 


FOLIO 


PER 

FOLIO 

BX 

4878 

.M46 

v.42/43 





















































































































































































































































































Digitized by the Internet Archive 
in 2018 with funding from 
Princeton Theological Seminary Library 


https://archive.org/details/mensajerovalden210unse_23 



AÑO XLII 






¡fOL OGICAL S IW 


AFILIADO A O.P.I. 

i 4 

r 

DIRECTOR 

Postor Néstor Rostá.i 
T aroriros 

Depto. de Colonia 

URUGUAY 


ORGANO DE LA IGLESIA EVANGELICA VALDENSE DEL RIO DE LA PLATA 


Edita: EL IDEAL - Coionio 


F DE AGOSTO DE 1963 


N° 1.055 


RELACIONES 


ECUMENICAS 


Relaciones de la Iglesia Valdense rioplatense con otras 
denominaciones en los niveles nacional, continental y mun 
dial, será el tema que abordará el tercer grupo de estudio 
en el Instituto sobre "Naturaleza y Misión de la Iglesia" 
del 25 al 29 de agosto en el Parque 17 de Febrero. Tal 
como lo hemos hecho en los números anteriores, para ios 
otros temas, extractamos hoy material para este tercer 
estudio, del libro "La Misión de la Iglesia —Un estudio 
asesor". 


El Movimiento Ecuménico actual. 

El período reciente de la historio 
de la Iglesia se ha distinguido por 
le que se ha llamado la reforma 
ecuménica, un suceso de una impor¬ 
tancia quizás igual a la Reforma del 
siglo XVI. Esta reforma ecuménica 
podrá describirse como el descubri¬ 
miento por cristianos de distintas 
confesiones y denominaciones de su 
unidad esencial como miembros del 
Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia, 
y del fundamental carácter misio¬ 
nero de esta Iglesia. Esta reforma 
ecuménica ha sido suscitada históri¬ 
camente o determinada por cuatro 
factores: 

1. —La importancia del gran mo¬ 
vimiento misionero del siglo XIX, en 
la determinación de esta presente 
reforma ecuménica no puede set 
exagerada; muchos de los que es¬ 
taban participando en la extensión 
misionera de ultramar en el pasado 
siglo se dieron cuenta muy pronto 
de la imposibilidad, tonto espiritual 
como práctica, de llevar adelante lo 
misión en medio de la división; la 
desunión no solamente provoca lo 
competencia y el subsecuente debili¬ 
tamiento de la Iglesia para la pre¬ 
dicación del Evangelio, sino que lan¬ 
zo un mentís al mensaje de la recon¬ 
ciliación, que es la médula del evan¬ 
gelio cristiano y su proclamación. 

2. —Uno de los frutos obvios del 
movimiento misionero fue la funda¬ 
ción de nuevas iglesias en el mundo 
fuera de las tierras tradicionalmente 
llamadas "cristianas". A la vez, su 
cesos socio-políticos la revolución 
cultural y lo transformación mental 
condujeron a tan radical descristia¬ 
nización de los países llamados 
"cristianos", que se puede ya ha¬ 
blar del fin del dominio cristiano. 


Como consecuencia, se hizo eviden¬ 
te que la misión de la Iglesia ya no 
so podía concebir como la responsa¬ 
bilidad de algunas iglesias en algu¬ 
nos países, sino más bien que todas 
las iglesias en todos los países, en¬ 
contrándose en situaciones parecidas 
en medio de una sociedad sustan- 
cialmente no cristiana, se hallan re¬ 
tadas por igual al servicio misione¬ 
ro. La tarea de misión ha pasado a 
ser una sola en todo el mundo y no 
ya una responsabilidad para con 
ciertas áreas geográficas. Este cam¬ 
bio también conlleva una unifica¬ 
ción en el campo de misión. 

3. —Desarrollos técnicos que pro¬ 
ceden de la ciencia moderna han 
causado a la vez desarrollos sociales 
e internacionales que subrayan el 
imperativo de la unidad. De una 
parte la sociedad moderna se torna 
o está en el proceso de tornarse una 
sociedad de masa en la cual el indi¬ 
viduo se vuelve anónimo; de la otro 
parte, el mundo contemporáneo se 
vuelve económica y políticamente in¬ 
terdependiente; finalmente, el desa¬ 
rrollo de los medios modernos pare 
la destrucción hacen que la unidad 
internacional sea tan indispensable 
como imposible de lograr. Siendo és. 
tas las circunstancias, la reconcilia¬ 
ción se convierte en la gran sed 
de la humanidad. A este mundo 
ansioso, la Iglesia tiene no sola¬ 
mente que predicar la reconciliación, 
sino también demostrarla. La unidad 
en misión es un imperativo. 

4. —Finalmente, la profunda re¬ 
novación bíblica y teológica de las 
últimas décadas ha llevado a los 
cristianos y a las iglesias por do¬ 
quier a redescubrir el contenido 
esencial de la revelación cristiana, 
a saber: Jesucristo, el Señor del 
mundo y el Señor de la Iglesia, el 


único Salvador del mundo entero y 
Cabeza de una Iglesia, la cual es 
responsable de anunciar esta salva¬ 
ción al mundo entero. 

La Case de la Ecumenícidad. 

Todos estos factores contribuyen 
para que la unidad en misión seo 
un imperativo. Pero sólo el último 
factor mencionado es normativo. Só¬ 
lo en Jesucristo se es posible descu¬ 
brir qué clase de unidad ha de te¬ 
ner la Iglesia en su misión; es sólo 
en cuanto regresa constantemente a 
Jesucristo que la Iglesia podrá evi¬ 
tar unidades falsas. Porque Jesucris¬ 
to es la base y el contenido de !a 
unidad de la Iglesia, tal como es E: 
la base y el contenido de su misión. 
La unidad cristiana en misión no es 
una meta que los hombres van a lo. 
grar, sino una realidad que existe 
aparte de lo que ellos hagan o no 
hagan. Es una unidad dada. 

Jesucristo es Señor de la Iglesia 
entera y del mundo entero; en El 
todo- ha sido creado y todo llegará 
a ser re-creado; en El todo hombre 
es llamado a ser salvo. Jesucristo es 
el Señor crucificado y resucitado, 
que dio su vida para salvarnos a to¬ 
dos, dándonos vida abundante y 
quien, por razón de esto, fue eleva¬ 
do por Dios a las alturas y recibió 
un nombre que es sobre todo nom¬ 
bre (Fil. 2:9). Por tanto, la Iglesia 
debe tener una unidad en su misióh 
que presente el mismo carácter. No 
ha de ser una unidad meramente 
adaptada a la situación del mundo, 
una unidad que responda solamen¬ 
te a las necesidades humanas, una 
unidad que persigue solamente in¬ 
fluencia eclesiástica o efectividad 
misionera, una unidad diseñada pa¬ 
ra respetar la igualdad de distintas 
Iglesias. La unidad de la Iglesia de¬ 
be estar en la imitación de Cristo, 
porque Cristo es Cabeza de la Igle¬ 
sia y porque la misión de la Igle¬ 
sia consiste en manifestar a Cristo 
al mundo. En esta unidad todas las 
"iglesias" hallarán su debido lugar, 
no en algún sistema democrático que 
garantice los derechos de cada uno, 
sino en la común entrega al Señor 
de la Iglesia. 


Del reconocimiento mutuo a la 

re-unión. 

Puesto que hay un solo Señor, hay 
solamente una misión y una Iglesia. 
Constituye ésto un reto a todas 
aquellas iglesias que confiesan a Je¬ 
sucristo como su Dios y Salvador, Se¬ 
ñor de la Historia y Cabeza de la 
Iglesia. No obstante, si todas las 
iglesias están retadas en la mismo 
manera, tenemos que distinguir por 
razones prácticas entre aquellas qu& 
están relacionadas al movimiento 
ecuménico y las que no lo están. To¬ 
das las que han participado del mo¬ 
vimiento, sea haciéndose miembro 
del Consejo Mundial de Iglesias, o 
del Concilio Misionero Internacional, 
o mediante cualquier otra relación 
positiva con las organizaciones que 
representan el movimiento ecuméni¬ 
co, se han responsabilizado por las 
iglesias hermanos, han establecido 
una nueva relación mutua y han he¬ 
cho un compromiso con las iglesias 
hermanas respecto al futuro. 

Obstáculos para la unidad. 

Hay, a la verdad, muchos obs¬ 
táculos en el camino hacia la unidad 
en misión. 

A. El institucionalismo denOmina- 
cional es quizá la tentación más co. 
mún y perniciosa de las iglesias po¬ 
ra la continuación de trabajos por 
separado. El interés en la perpetua¬ 
ción de una estructura de orgamza- 
ción, y el proselitismo con miras a 
las estadísticas de miembros, son 
obstáculos que destruyen la verda¬ 
dera unidad y también el sentido de 
misión. 

B. El confesionalismo, es decir, el 
énfasis en la importancia esencial 
de una formulación doctrinal exac¬ 
ta, tal como se expresa en la confe¬ 
sión de fe de una iglesia dada, jun¬ 
to con la indisposición a colaborar 
en el caso de que falte esa unifor 
midad confesional, ha cobrado ma¬ 
yor relieve en la actualidad. Los 
cuerpos confesionales mundiales y 
regionales que se han formado en los 
últimos años podrían provisional¬ 
mente servir un propósito misionero 

(Pasa a la pág. siguiente) 




















Pag. 2 


MENSAJERO VALDENSE 


RELACIONES... 


BANCO VALDENSE 


UN BANCO AL SERVICIO DE LA ZONA 

Se complace en reconocer la colaboración recibida,* y se permite 
ofrecer sus SERVICIOS en: 

Crédito y Ahorro 

Giros al Interior y Exterior 

Loteos y Administraciones 

Toda Operación Bancaria. 

CASA CENTRAL: Tarariras. — Teléfono 38 

Dependencias: 

Valdense, Teléf.: 501. — Colonia, Teléf.: 202 y Miguelete 


(Viene de la pág. 1) 

y ecuménico en cuanto constituyen 
un paso hacia una mejor compren¬ 
sión y relaciones. Pero el valor po¬ 
sitivo que puedan tener se nulifica 
cuando se hace excesivo hincapié en 
la exactitud doctrinal, lo que indi¬ 
rectamente tiende a poner obstácu¬ 
los a la iniciativa de Jesucristo, de 
lo cual depende la Iglesia. Cuando 
esto sucede, la Iglesia se halla en e' 
peligro de ser considerada no sola¬ 
mente como el Cuerpo de Cristo si¬ 
no también como una asociación do 
cristianos que han llegado a un 
acuerdo teológico. 

C. Lo que acabamos de decir se 
halla estrechamente relacionado con 
la perpetuación, a pesar de las me¬ 
didas de integración que han sido 
tomadas, de una relación de padre a 
hijo entre las iglesias que han esta¬ 
do relacionadas históricamente con 
la expansión misionera. De una par¬ 
te, las iglesias jóvenes frecuente¬ 
mente se resisten a la idea de com¬ 
partir con otras iglesias de la región 
los recursos que han recibido tradi¬ 
cionalmente de la iglesia "madre" 
en occidente; expresan así una men¬ 
talidad de "hijo único". De otra par¬ 
te, las iglesias occidentales sienten 
frecuentemente cierto derecho de 
propiedad sobre las iglesias jóvenes 
que históricamente han sido el pro¬ 
ducto de sus esfuerzos misioneros y 
tratan de impedir que ellas tengan 
contactos con otros cuerpos. En am¬ 
bos casos, este tipo de actitud equi¬ 
vale a la negación de que Jesucris¬ 
to, el Señor de todos, se ha dado 
libremente a todos. Es una actitud, 
por tanto, destructiva tanto de la 
misión como de la unidad. 


ERNESTO ROLAND 

Escribano 

® 

PAYSANDU 1840 bis.— 
Tel. 4 76 41. Montevideo. 

Atiende los sába¬ 
dos de tarde en Co¬ 
lonia Valdense. 

MONTEVIDEO 


Dr. JOSE M. VARELA SUAREZ 

» 

Médico Cirujano Partero 

Estación Tarariras 


: Dr. Lelio Guigou Lausarot 

> - Abogado - 

Estudio del Dr. De León 

• 

Gral. Plcres 341 
Teléfono 159 
COLONIA 


D. El mismo ecumenismo está lle¬ 
no de peligros en potencia. Si se per¬ 
vierte convirtiéndose en un esfuer¬ 
zo por alcanzar mayor poder, me¬ 
diante la unión, o mayor influencia 
o efectividad, en el sentido humano 
de las palabras; si llega a ser sinó¬ 
nimo de centralización, moderniza¬ 
ción y uniformidad; si conduce en 
alguna forma a una "super-iglesia"; 
si esto sucede, el ecumenismo mis¬ 
mo destruye la misión y la verda¬ 
dera unidad. 

E! triunfo sobre ios obstáculos. 

El logro de la unidad en misión, 
una vez que se venzan los obstácu¬ 
los, o por lo menos se tome nota de 
ellos como amenazas para el futuro, 
requiere un esfuerzo que se desen¬ 
volverá en varias etapas. 

A. Una relación mínima y básica 
entre distintas iglesias dentro del 
movimiento ecuménico significa la 
aceptación mutua como partes au¬ 
ténticas del Cuerpo de Cristo, y un 
respeto mutuo que acompaña tal re¬ 
conocimiento. 

B. Aunque afirmamos que la pro¬ 
clamación del evangelio siempre ha 
de ser la primera preocupación de ¡a 
iglesia, se tiene que llegar a un 
acuerdo que indique el abandono 
del proselitismo, el cual no sólo des¬ 
truye la unidad al provocar tensión 
entre las iglesias sino que conlleva 
también una falsa idea de unidad de 
la Iglesia y de su misión en el 
mundo. 

C. Después de estos primeros 
acuerdos de carácter negativo podrá 
comenzar la cooperación positiva. 
Esta podrá tomar las siguientes for¬ 
mas: 

—Intercesión mutua 

—corrección mutua mediante la 
cual las iglesias se ayuden entre si 
a ser más fieles en su vida y su mi¬ 
sión, hecha no en el espíritu de con¬ 
dena sino de amor 

—ayuda mutua mediante la cual 
las iglesias comparten los recursos 
que tienen, sean de personal o de 
dinero, para el cumplimiento de sus 
respectivas tareas 

—estudio común en que las igle¬ 
sias tratan de recibir juntas la re¬ 
velación de Dios, y de aprender de 
la experiencia mutua, el carácter de 
la tarea a la cual han sido llamadas 

—programas comunes en todas 
las esferas posibles, por ejemplo, 


bienestar social, educación de niños, 
obra juvenil, etc. 

—misión común, especialmente 
en las áreas todavía desatendidas 
por las iglesias interesadas 

—Culto en común, al principio en 
los días especiales (p.ej.. Día Mun¬ 
dial de Oración) y luego gradual¬ 
mente como una práctica cada vez 
más frecuente y normal 

—intercambio de personal en to¬ 
das las áreas de la vida de la igle¬ 
sia donde esto sea beneficioso. 

Una unidad abierta al mundo. 

La unidad ecuménica no puede lo¬ 
grarse con los que no sean cristia¬ 
nos, ya que se funda en Jesucristo 
y se manifiesta en Jesucristo para 
todo el mundo. Pero en Jesucristo 
sabemos que todos están incluidos 
en la unidad que Cristo desea para 
su Iglesia; los que no son cristianos 
son también miembros de la Igle¬ 
sia en potencia. Además, sabemos 
que Jesucristo, el Señor de la his¬ 
toria, trabaja también entre los que 
no son cristianos en sus religiones e 
ideologías, en sus esfuerzos y expec¬ 
tativas. El encuentro con los no cris¬ 
tianos es por tanto una obligación 
de nuestra fe cristiana, no solamen¬ 
te en bien del testimonio misione¬ 
ro, sino también por razón de la uni¬ 
dad de la Iglesia que es una unidad 
propuesta para el mundo. Esto signi¬ 
fica que nuestra orientación hacia e! 
mundo no cristiano debe constante¬ 
mente tener una dimensión ecumé¬ 
nica, no solamente en lo que se re¬ 
fiere a la relación entre iglesias dis¬ 
tintas que participan en misión sino 
tcfnbién respecto a la actitud de los 
cristianos para con los que no son 
cristianos. 

Hemos sido llamados a ser por¬ 
tadores del amor de Jesucristo y a 
proclamar aquel amor. Es el Espíritu 
Santo el que preserva la prerrogati¬ 
va de la conversión. Sin embargo, 
es el amor de Cristo en nuestros co- 
tazones que nos obliga, no solamen¬ 


te a amar sino también a anhelar 
que ellos también conozcan el gozo 
del evangelio. Este motivo nos diri¬ 
ge a amarlos en bien de ellos mis¬ 
mos tal cual son, reconociéndolos 
como hermonos a pesar de y en vis¬ 
to de su incredulidad. Esto significa 
que la amistad, la ayuda, el servi¬ 
cio y el amor que les tengamos son 
pasos hacia la proclamación de las 
Buenas Nuevas. Aunque las circuns¬ 
tancias podrán limitar nuestras in¬ 
tenciones, la ausencia de una sincera 
comprensión y preocupación amoro¬ 
so por la persona a quien hablamos 
vuelve vana la predicación. Al anun¬ 
ciar el mensaje de la reconciliación 
de Jesucristo tenemos que estar ver¬ 
daderamente reconciliados con aque¬ 
llos a quienes llevamos este mensa¬ 
je. Puede ser que uno de los gran¬ 
des errores de las iglesias en su tra¬ 
bajo misionero ha sido el de mar¬ 
ginar la amistad genuino y propo¬ 
nernos directamente a predicar. Esto 
podrá haber contribuido a lo que pa¬ 
rece ser el fracaso de la misión cris¬ 
tiana en muchas confrontaciones con 
otras religiones. También creemos 
que las iglesias están en el peligro 
de cometer errores parecidos en su 
encuentro misionero con las ideolo¬ 
gías seculares y los grupos cultura¬ 
les. Estamos agradecidos por los nue¬ 
vos experimentos que se efectúan 
para lograr una reconciliación en el 
mundo musulmán de tal manera que 
el evangelio pueda ser recibido. Un 
ejemplo de esto es la empresa del 
Consejo Misionero Internacional al 
estudiar al Islam en Africa, sur del 
Sahara. 

Finalmente, nuestra amplitud al 
mundo debe reflejarse en nuestra 
propia vida comunal. Una iglesia 
que cae en cualquier forma de fa¬ 
riseísmo contradice el evangelio de 

Jesucristo. La comunidad cristiana 
» 

tiene que ser una comunidad que le 
da la bienvenida a todo hombre, tal 
como se encuentra, otorgándole un 
lugar en la familia cristiana y de¬ 
mostrando la unidad de Cristo, a 
cual los invitamos. 




















MENSAJERO VALDENSE 


Pág. 3 


V 


COMISION PRO E.C.E.M. 


A los “Amigos de la Obra Valdense en Montevideo” 


CIRCULAR N? 1—JULIO 18 DE 1963 

Muy estimados amigos: 

En nombre de la Comisión Pro Edificación Conmemorativa en Mon¬ 
tevideo, siento la necesidad de ponerme en contacto con Vds. para tratar 
brevemente de nuestra tarea común. 

Ante todo, quiero expresarles que la buena voluntad y la generosidad 
de todos Vds. me ha sido de gran aliento; por lo tanto pienso en todos Vds. 
con mucha gratitud. 

E.C.E.M. y la última Conferencia de Distrito.—Ya Vds. están ente¬ 
rados de que la Conferencia de Distrito celebrada en Colonia Belgrano en 
marzo último tomó la siguiente resolución (Acto N 9 37): "La Conferencia 
toma nota con satisfacción de la constitución dé grupos de amigos de la 
obra valdense en Montevideo en la mayoría de las iglesias del Distrito y 
expresa su confianza que, de acuerdo a lo resuelto en el Acto 38/1962, 
incisos c) y d), por el esfuerzo mancomunado de esos grupos y de la Igle¬ 
sia de Montevideo, se logre, en el lapso de 7 años, a partir de 1963, arbitral 
los recursos para la terminación de ese Bloque Parroquial". 

Tenemos pues, delante de nosotros el camino expedito: en 7 años, a 
partir de 1963, se trata de hallar la cantidad necesaria para la termina¬ 
ción de la obra, estimada, incluyendo el moblaje, en 50,000 (cincuenta 
mil) dólares. Para ello hay que orar, trabajar y dar. 

De cumplirse normalmente ese programo, la meta será alcanzada a 
fines de febrero de 1970. 

Los amigos.—Las personas que se han inscripto como Amigos de la 
Obra Valdense en Montevideo, durante el pasado ejercicio, son alerdedor 
de 500 en las distintas iglesias del Uruguay. Ellas han suscrito, en total, 
unos 50,000 pesos. La Iglesia de Montevideo, por otro lado, suscribió 
ella sola igual cantidad. Más aún que la cantidad aportada por esas per¬ 
sonas de buena voluntad, es alentador el pensar que ellas aman esa obra y 
que, si Dios les dará la posibilidad de hacerlo, ellas entienden colaborar 
también en años venideros, hasta la terminación del edificio. La visión de 
ese ejército de amigos es reconfortante, y no dudamos que otros más se 
querrán sumar a ese grupo de voluntarios, que saben el gozo que propor¬ 
ciona el contribuir generosamente pora una causa buena. 

Los hermanos argentinos.—En la última Conferencia, hemos observa¬ 
do que, por distintas razones, no habían sido visitadas las Iglesias de la 
Argentina para constituir los grupos de Amigos y algunas voces se hicie¬ 
ron oír para expresar el deseo de que se diera también a esas comunida¬ 
des la Oportunidad de colaboror, pues el Bloque Parroquial de Montevideo 
es el monumento principal de todo el Distrito, en recuerdo del centenario 
de la inmigración valdense. 

¿Qué hacer? Para evitar gastos de viaje, etc., si hay en esas iglesias 
voluntarios para organizar esos grupos, los invitamos a que se ofrezcan 
de inmediato al infrascrito. Alguien dirá que se precisa, para ello, no so¬ 
lamente buena voluntad, sino heroísmo, pero pensamos que aún. hay entre 
nuestra gente personas de valor y especialmente que sienten profunda dedi¬ 
cación para la Obra. 

Reanudación de los trabajos.—Una noticia que los Amigos recibirán 
con regocijo es que, desde hace algunas semanas, los albañiles nuevamen¬ 
te están trabajando. La nueva etapa de construcción que costará $ 200.000 
(doscientos mil) moneda uruguaya, dejará el edificio terminado exterior- 
mente, quedando para otra etapa posterior el interior del templo y salones 
secundarios y una parte muy importante del moblaje. 

Préstamo E.C.L.O.F. —Si se ha podido emprender una nueva etapa 
de la construcción, eso se debe a un préstamo de $ 145.000 (ciento cuaren¬ 
ta y cinco mil) que se han conseguido de esa organización dependiente 
del Consejo Mundial de Iglesias. Mientras estemos agradecidos por esa ayu¬ 
da, es nuestro deber apuntar que tendremos que devolver esa cantidad en 
el plazo de 7 años y que la base del contrato es tal que, nominalmente, 
nuestra deuda aumentará proporcionalmente al alza del costo de construc¬ 
ción y del costo de la vida. Lo ideal, sería poder devolver esa cantidad 
cuanto antes. 

Otra noticia interesante.—La Iglesia de Montevideo, con todas sus obli¬ 
gaciones, acaba de realizar otro esfuerzo financiéro para la construcción 
del templo, con una suscripción de alrededor de 30,000 pesos. 


Cuando vendrá el turno de las demás iglesias del Distrito, no dudamos 
que estaremos en condiciones de proporcionar más noticias alentadoras a 
los Amigos. 

Un pedido.—Quedan algunos Amigos, pocos a la verdad, que aún no 
han hecho efectiva la entrega de su suscripción correspondiente al pasado 
ejercicio. Al enterarse de que estamos empeñados en una nueva etapa de 
la construcción y que necesitamos dinero, confiamos en que ellos harán lo 
posible para ponerse al día, apersonándose a los tesoreros locales. 

Ccnfianzc. —Dados los motivos de aliento que Dios nos ha proporcio¬ 
nado en el pasado, estamos más que nunca convencidos que El proveerá 
lo necesario a su debido tiempo. Es una realidad también la fuerza de la 
simpatía y de las oraciones de los Amigos diseminados en distintas regiones, 
todos presentes en nuestro corazón. 

¡Dios les bendiga a todos! 

Les saluda fraternalmente en el Señor, 

JUAN TRON, Presidente 

Avda. 8 de Octubre 3039 — Montevideo. 


ELIO MAGGI, DESDE EUROPA 


rtlqunas ¿mpeesiúnes de ma{e 


Estimados lectores: 

Desde Lugano (Suiza), donde pa¬ 
saremos unas semanas, queremos 
hacerles llegar nuestras primeras im¬ 
presiones de viaje. 

Hacerlo bien, es una tarea harto 
difícil, puesto que han sido tantas 
las emociones, las alegrías y las sor¬ 
presas que el errumerarlas —aún en 
pequeño porcentaje— demandarían 
un especio imposible de conseguir en 
nuestro periódico. 

En línea general, les podemos ase¬ 
gurar que, a pesar de las dificulta¬ 
des que encontramos en nuestro que. 
rido Uruguay —dificultades que son 
de carácter más internacional que 
nacional— es para nosotros y paro 
todo hombre que lealmente lo quie¬ 
ra comprobar, el país donde se está 
mejor, bajo múltiples aspectos; y es¬ 
to parece ser lo que constatamos 
cuando solimos para el extranjero. 

Pero, hablemos de las distintas 
impresiones de los países que tuvi- 
mbs el privilegio de visitar, pasan¬ 
do por alto el Brasil que, por su cer¬ 
canía al Uruguay es bastante cono 
cido, recordando tan sólo las afee 
tuosas y solícitas atenciones recibi¬ 
das po reí pastor “Osvaldo Alves y 
flia. durante nuestra breve perma¬ 
nencia en San Pablo. 

Lisboa.—La dinámica y progresis¬ 
ta capital del Portugal, nos pareció 
más linda que en otras oportunida¬ 
des. Muchas obras viales de notable 
importancia han sido habilitadas ya. 


mientras otras están en vías de cons¬ 
trucción. En las proximidades de Lis¬ 
boa, en Sintra, pudimos visitar un 
monumento nacional denominado 
"Palacio da Pena" (palacio de ia 
peña"). Sobre la cumbre de un alte 
cerro está esta hermosa y pintores¬ 
ca construcción levantada por Fer¬ 
nando II sobre los restos de un pe¬ 
queño monasterio de los frailes je- 
rónimos. Es un fantástico conjunto 
de edificaciones de estilos diferentes, 
que en un tiempo fue uno de les es¬ 
cenarios más bellos del Portugal ro¬ 
mántico. 

En el mismo día en que estába¬ 
mos en esta ciudad acaeció un acci¬ 
dente luctuoso: en una de las esta¬ 
ciones del ferrocarril, se desprendió 
una parte del edificio sepultando a 
varias decenas de personas. 

Vigo (España).—Las pocas horas 
de permanencia en este puerto, fue¬ 
ron suficientes para permitirnos 
apreciar la vida de España. 

Landres. —Si me preguntaran que 
fue lo que más me llamó la aten¬ 
ción en esta ciudad, les contestaría 
que fueron los parques hermosos que 
adornan la gran metrópoli, poblados 
de pájaros de una mansedumbre 
que asombra y que dicen a las cla¬ 
ras cual es el nivel de respeto y cui¬ 
dado por la naturaleza que posee el 
pueblo inglés. Sin entrar en consi¬ 
deración de sus bellezas arquitectó¬ 
nicas y otros particulares de la ciu- 
(Pasa a la pág. 4) 









Pág. 4 


MENSAJERO VALDENSE 

% 


EL Dr. SCHWEITZER ENVEJECE 


J^JUCHA pena nos dio leer días pasados en un diario la 
noticia de que jóvenes africanos habían organizado ma¬ 
nifestaciones hostiles hacia el Dr. Alberto Schweitzer, ese 
gran benefactor de la “Selva virgen”: Médico blanco, véte 
a tu casa’ 


le gritaron. 


Y nos dió pena no sólo ni tanto por el mismo Dr. 
Schweitzer, sino más bien por la ingratitud demostrada por 
esa “nueva juventud” africana que está llamada a tomar las 
riendas del resurgimiento' de ese rico continente: ¿qué se 
puede esperar para la paz y la convivencia entre razas y 
naciones, con tales dirigentes? 


Pero no menos penosa es la declaración —serena y equi¬ 
librada— aparecida en una revista semanal titulada “Jeune 
Afrique” (Joven Africa), en la que se afirma que el “médi¬ 
co de la selva’’ está envejeciendo, y que su vejez se refleja 
en su Hospital completamente anticuado, en sus métodos 
curativos ya fuera de época, con consiguiente desperdicio 
de dinero y de oportunidades. Parece ser una crítica obje¬ 
tiva y justa, pues sus propios amigos lo han reconocido. ¿ Qué 
pensará él? —se nos ocurre. 

Lo cierto es que —por grande que sea el genio, y 
Schweitzer lo es en múltiples facetas, bien lo sabemos— no 
puede escapar a la inexorabilidad de las leyes que rigen la 
vida del hombre: envejecimiento, decadencia y. .%. muerte. 
Y debe ser un bien ésto, puesto que así lo ha establecido ei 
mismo Supremo Creador, de cuya Suma Sabiduría no po¬ 
demos dudar. 


Pero hay otra ley que no debiera dejar de cumplirse: 
y ésta depende ya en gran parte de los hombres. Y es que 
al gran médico y filántropo no debiera faltarle un sucesor, 
o varios. No pretendemos que sea como él un genio enci¬ 
clopédico —que será difícil hallarlo; pero sí un médico gran 
cristiano, o sencillamente cristiano, en el sentido cabal de 
la palabra. Uno que sienta como él que la civilización blan¬ 
ca, “cristiana” está muy lejos de haber cancelado la enorme 
deuda que ha contraído con el continente africano —es de¬ 
cir, con sus pobladores— por todo el mal que le ha hecho 
con su anterior explotación, dominio y envilecimeinto- Aun¬ 
que no sea otro millonario Dr. Mellln y su esposa que, si¬ 
guiendo directamente el ejemplo 1 del gran cristiano se han 
ido a realizar una obra similar en las Filipinas. 

Schweitzer ha levantado bien alto la antorcha del ver¬ 
dadero cristianismo, que es amor y servicio hasta el don de 
la propia vida; dentro de un plazo más o menos breve ten¬ 
drá que entregar esa antorcha: alguien la recogerá, estamos 
seguros. 

.C. N. 


“MENSAJERO VALDENSE” 

Director: Néstor E. Rostan — Tarariras, Dpto. Colonia — Tel. 63 
Redactores: Pastores Carlos Negrin y Elio Maggi Pasquet, Sra. Ce¬ 
cilia M. de Griot (Página Femenina) y Srta. Blanca Pons (Pᬠ
gina de los niños). 

Administrador: Guido Gardiol — Colonia Valdense, Dpto. Colonia. 


Sus 


cripciones: 


Uruguay $ 20.— m/u. 

Argentina $ 130.— m/a. 

Cambio de Dirección: Uruguay $ 1 .— 

Argentina $ 5.— 


•"V • “V • ^ “V • ^ • "V •• "V •-x-•• "V •-X. •-X. •-x. -x. •■ 


/ 

) 

/ 

/ 

i 

) 

i 

) 

i 

) 

) 

) 

) 

) 

i 

) 

) 

i 

\ 

t 

) 

\ 

.•X ^ 


' C. RODOLFO NEGRIN PUCH \ 


< 

! ESCRIBANIA PUBLICA 

9 


EN JOAQUIN SUAREZ 

Escrituras de compra- 


1 del Escribana 

venta en general, présta- 


ESTEBAN ROSTAGNOL BEIN 

mos hipotecarios, trámi- 



¡ tes sucesorios, arrenda- i 


• 

mientos, etc. ¡ 


Atiende viernes de 

© 


tarde y sábados 

TARARIRAS 



Dpto. de Colonia 


hasta medio día. 


^Agradecimiento 

MAGDALENA ROLAND DE GARDIOL 

Falleció el 10 de junio de 1963.—Los familiares, en la 
imposibilidad de agradecer personalmente la s múltiples ex¬ 
presiones de simpatía recibidas, lo hacen por intermedio de 
estas líneas. 


IMPRESIONES DE... 


(Viene de pág. 3) 

dad, harto conocidos recordaré el or¬ 
den y tranquilidad del pueblo inglés 
que contrasta con la nerviosidad ca¬ 
racterística de otros pueblos euro¬ 
peos. . . y también sudamericanos. 

En Londres tuvimos el gran gozo 
de reencontrarnos con' el pastor 
Tompkins, con quien habíamos tra¬ 
bajado en las Misiones Chaqueñas 
hace más de 25 años! Un domingo 
de tarde pudimos asistir a un ser¬ 
vicio religioso en la catedral de 
Westminster, que por ser de carác¬ 
ter ecuménico, participaron minis¬ 
tros de todas las Iglesias que tenían 
en ese momento algún representan¬ 
te en Londres. El ingreso de los par¬ 
ticipantes a la catedral fue pintores¬ 
co, debido a los distintos trajes ecle- 

0 

siásticos que llevaban, desde los an¬ 
glicanos a los coptos, y de los orto¬ 
doxos a los de Iglesias asiáticas y 
africanas. 

París.—En Inglaterra fuimos hos¬ 
pedados en un Hogar del Ejército de 
Salvación para pastores y misioneros 
extranjeros de paso, donde tomába¬ 
mos nuestro desayuno y comíamos 
en el Palacio Central de la Asocia¬ 
ción Cristiana de Jóvenes. En París 
nos hospedamos en un hotel reco¬ 
mendado por el Ejército de Salva¬ 
ción, situado a pocos metros del 
Gran Palacio para Mujeres, en el 
que se hospedan unas 800 señoras 
y señoritas que viven en la capital 
francesa. Aquí tomábamos nuestros 
comidas a un precio verdaderamen¬ 
te considerado. Es esta una magní¬ 
fica obra del Ejército de Salvación, 
que como otras muchas más en el 
mundo hablan de la importancia de 
esta institución en el campo del ser¬ 
vicio cristiano. 


En París fuimos también recibidos 
muy fraternalmente por un primo del 
pastor Silvio Long, el señor Car¬ 
los Ribet, quien con su gentil 
señora e hija nos prodigaron to¬ 
da clase de atenciones. La Ciu¬ 
dad Luz, con sus recuerdos histó¬ 
ricos y maravillas artísticas y arqui¬ 
tectónicas, aumentó nuestro caudal 
de conocimientos y cultura general, 
de lo que guardaremos un inborra- 
ble recuerdo por el resto de nuestra 
vida. La sola visita a los palacios y 
jardines de Versailles habrían basta¬ 
do para justificar nuestro paso por 
esta ciudad. De todo lo que vimos 
llevamos una buena colección de 
diapositivas que proyectaremos con 
charlas a nuestro regreso. 

Cruzando el resto de Francia que 
nos separaba de Italia, entrando por 
Modane-Turin, fuimos a Torre Pe- 
llice, hospedándonos en la Foreste- 
ría de la Iglesia Valdense. Pero esto 
ha de ser tema para otra correspon¬ 
dencia. 

Por ahora dejaremos aquí, envían, 
do a los hermanos, amigos y lecto¬ 
res de MENSAJERO VALDENSE, 
nuestros cordiales saludos. 

ELIO MAGGI y flia. 

^WS/WN/VWWWNAAA/WWWWVWW 

Dr. GUALBERTO J. DOVAT 

Medicina General—Niños 

Electrocradiogramas. ; 

I Atiende: '•' 

Miércoles y viernes, de 14 ! 

a 17 hs. en Colonia Val- I 
dense (domicilio del Sr. ¡ 
Eduardo Griot). ¡ 

Todos los días en 

Nueva Helvecia 
(Telé#. 97) ¡ 


'*<V'.W\AA/VVWWWVWWVSA/WNA/VrS^ 


















MENSAJERO VALDENSE 


Pág. 5 


Un Joven que se inquieta por la Iglesia 


P IENSO que para bien del futuro 
de nuestra Iglesia, muchos diri¬ 
gentes y muy especialmente la ju¬ 
ventud, se están reuniendo para dis¬ 
cutir problemas que hasta no hace 
muchos años no pasaban por nues¬ 
tra mente. 

Estamos encontrando que en mu¬ 
chos aspectos nuestra querida Igle¬ 
sia valdense sigue trabajando como 
hace muchos años, sin haber progre¬ 
sado en su organización y en sus 
planes de acción de acuerdo con la 
evolución que han experimentado las 
otras instituciones que nos rodean. 

Trabajarnos al frente de una or¬ 
ganización como la Federación Ju¬ 
venil Valdense, que agrupa a las 
instituciones de jóvenes de nuestras 
iglesias y sentimos a cada momento 
que los mayores comentan que es¬ 
tos jóvenes de hoy en día nO se preo¬ 
cupan por su Iglesia, ni por sus ac¬ 
tividades como lo hada la juventud 
de antes. 

Yo me pregunto, como joven que 
quiere a su Iglesia y le preocupa su 
futuro, si antes la asistencia a loS 
cultos era numerosa y las Uniones 
realizaban sus sesiones con la pre¬ 
sencia de la casi totalidad de los so¬ 
cios porque las gentes eran más cris, 
tianas, porque eran más responsa¬ 
bles o porque simplemente no ha¬ 
bía tantas actividades como en la 
actualidad y el paseo acostumbrado 
e infaltable consistía en ir a la igle¬ 
sia el domingo y participar de las 
distintas actividades que se realiza¬ 
ban . 

Pienso que no debemos ir a la 
iglesia por costumbre, debemos ir si 
sentimos verdaderamente esa nece¬ 
sidad. Prefiero un joven o un ma¬ 
yor que va una vez por mes a la 
iglesia y se interesa por lo que escu¬ 
cha y no aquel que está "puesto" 


HUGO ROLAND 

Abogado 

• 

Estudio: Treinta y Tres 
1334, • P. 4, Ap. 7.— 
Teléf. 9 11 97 - Particular 
Paysandú 1 8 4 0 bis.— 
Teléf. 4 76 41. — Atiende 
los sábados de tarde. 
MONTEVIDEO 

MARIO A. PLAVAN BENECH 

Médico Cirujano 

• 

Rayos X. — Electricidad 
Médica. -— 

• 

Ex—Consultorio Dr. 
Bounous. (Rosario) 
ROSARIO 


todos los domingos por costumbre o 
simplemente porque "mi familia ve 
y yo la acompaño". 

El estar en la Com. Directiva de 
una Unión me ha permitido asistir a 
reuniones del Consistorio, y por es¬ 
tar en la Federación he asistido o 
Asambleas de Iglesia; lo que más 
admiro es esas personas que asisten 
a 3 o 4 reuniones seguidas de un 
Consistorio, cabeza de una iglesia 
con cantidad de miembros con di¬ 
ferentes problemas, y nunca dicen 
nada; de su boca no sale ninguna 
sugerencia que Oriente la labor del 
pastor, de los demás compañeros. C 
esos delegados aburridos de asistir a 
Asambleas de Iglesia, de una Igle¬ 
sia que vive en un mundo moderno, 
con infinidad de problemas impor¬ 
tantes de toda índole, y nunca dicen 
nada, todo va bien, nada los mueve 
(solamente se despiertan y en su ca¬ 
ra aparece otra expresión cuando se 
habla de plata). Eterno problema de 
nuestra Iglesia, casi el principal de 
una Asamblea que se reúne una vez 
por año o de un Consistorio que una 
vez por mes se reúne para que ha¬ 
ble el pastor y nadie más. 

Los jóvenes debemos cambiar, de¬ 
dicar más tiempo a nuestra Iglesia, 
mostrar al mundo que somos del 
ejército de Dios y que vamos al fren¬ 
te, pero los mayores, ¿no deben tam. 
bién despertar de esa indiferencia en 
que están viviendo, pensar que si 
una congregación los vota para un 
Consistorio, les da esa inmensa res¬ 
ponsabilidad, no es para que visiten 
una vez por año pidiendo plata, sino 
para que colaboren con la obre dei 
pastor, para que entreguen parte de 
su tiempo a su Iglesia y con su en¬ 
tusiasmo contagiar a los demás 
miembros, para trabajar por el pró¬ 
jimo, para que todo aqueJ que no 
conoce la palabra de Dios se ente¬ 
re del mensaje que encierra, lleno 
de amor y justicia. 

Existe un "divorcio" entre jóve¬ 
nes y mayores de nuestra Iglesia. 
Nosotros no seremos muy abiertos 
para escuchar opiniones de mayores, 
pero ¿cómo reaccionan éstos cuando 
un joven se pone de pie en una 
Asamblea y expresa su opinión con 
la fuerza de esa juventud que vive 
en un mundo diferente que el de ha¬ 
ce años, con la fuerza de una ju¬ 
ventud que debe estar en pie de lu¬ 
cha, unida sin distinción de nombres 
evangélicos contra las organizacio¬ 
nes que quieren nublar la verdad de 
la palabra de Dios? A este respecto 
tengo la experiencia de una Asam¬ 


blea a la que asistí como delegado 
de la Federación, cuando traté de 
pintar con toda la verdad que sen¬ 
tía los problemas de la juventud y 
cómo veíamos nosotros la vida ac¬ 
tual de toda nuestra Iglesia; los co¬ 
mentarios posteriores no me fueron 
nada favorables. 

Los tiempos han cambiado; algún 
miembro de Iglesia piensa por ca¬ 
sualidad que nuestros mayores salie¬ 
ron de Italia para nuestras tierras 
porque allá vivían bien y nadie los 
molestaba, no buscaron nuevos ho¬ 
rizontes porque eran perseguidos, 
porque nO podían hablar del Evan¬ 
gelio con libertad a los que les, ro 
deabon. Pienso si no tendría razón 
un señor que en una reunión decía: 
"a la Iglesia valdense le tiene que 
pasar algo grande, hasta doloroso si 
fuera necesario, para que sus miem¬ 
bros reaccionen". 

Nuestras colonias valdenses mar¬ 
charon mientras ningún elemento 
extraño a su movimiento se les acer¬ 
có; luego todo cambió, por cada ele¬ 
mento de esos —muy pocos por cier¬ 
to— que ganábamos para la fami¬ 
lia cristiana, muchos de los nuestros 
se alejaban de ella; pero nos segui¬ 
mos engañando, nuestra Iglesia mar¬ 
cha, decimos y si alguien dice lo con 
trario o trata de sacarnos la venda 
de los ojos, es comunista. Los estu¬ 
diantes que en el liceo, en la uni¬ 
versidad, como cristianos que se di¬ 
cen son acosados por los que no lo 
son con preguntas y más preguntas, 
se encuentran que no saben nada 
de nuestra Iglesia y muchas veces 
de la palabra de Dios. Eso es falta 
de fe dirán algunos, pero yo diría 
que eso es ir a la Escuela Dominical 
y al catecismo obligados por los pa¬ 
dres, sin que nadie nos exija nada, 
ser valdenses no porque sentimos 
que esa es la iglesia que dice la ver¬ 
dad en su mensaje, sino porque 
nuestros mayores lo fueron; tener 
miedo de preguntar porque "cómo 
van a mirarnos!"; vamos a los cul¬ 
tos, nos recibimos como miembros 
de Iglesia, trabajamos en la Unión 
y salimos haciendo preguntas sobre 
la Biblia, sobre la Iglesia... 

Aparece en nuestro pueblo o ciu¬ 
dad un movimiento evangélico dis¬ 
tinto al nuestro y lo primero que ha¬ 
cemos es criticarlo, verle los errores 
que cometen cuando predican ("qué 
ridículo hacer poner la mano sobre 
la radio, cuando hacen la oración! 
o qué ridículo esto otro!"). Pera 
ellos, con todos sus errores, salen a 
todos lados a llevar la palabra de 



\ Tienda "Valdense” j 



\ i 

j Prochet & Rostagnol ( 

l ) 

t ♦ i 

t i 

(SIEMPRE ( 

( ( 

i NOVEDADES i 
( ) 

\ Valdense — Dpto. Colonia \ 



Dios a los necesitados y nosotros nos 
quedamos eq nuestros templos, nos 
hablamos para nosotros mismos, al 
pastor lo queremos y lo pagamos pa¬ 
ra que nos hable a nosotros. Nunca 
se nos ocurrió proponerle al pastor 
ocuparnos de su trabajo en nuestra 
iglesia por 4, 5, 6 meses o un año 
y que él vaya a predicar el Evange¬ 
lio a donde no lo conocen. Si nos 
sacan un pastor por unos días ape¬ 
nas, protestamos, ponemos por excu¬ 
sa que ¿quién hará los casamientos 
y los entierros si él no está? Con ese 
criterio entonces en El SOmbrerito y 
Son Gustavo, la gente recién se ca¬ 
sa ahora o deja este mundo ahora 
que hay alguien que la atiende. No, 
esas congregaciones nos dan un 
ejemplo, porque nunca tuvieron la 
"comodidad" de tener un pastor que 
les organizara todo, porque sintieron 
la necesidad de hacer conocer la pa- 
Icbra de Dios y tuvieron que estu¬ 
diarla cada día más para compren¬ 
derla, y los miembros del Consisto¬ 
rio dirigen Escuela Dominical, ha¬ 
cen cultos, acompañados por todos 
los jóvenes. Y en cambio nosotros 
tenemos miles de problemas. ¿Por 
qué? Porque no sabemos nada o 
muy poco de la Biblia y estamos ca. 
da vez más cómodos y menos cris¬ 
tianos. 

Sería maravilloso escuchar en una 
Asamblea que una Iglesia ofrece su 
pastor para trabajar en un "cam¬ 
po" nuevo y que su sueldo corre por 
cuenta de la misma congregación 
que lo ofrece; pero creo que la 
Asamblea quedaría sin número, to¬ 
dos se irían a acostar pensando que 
están soñando. 

Mientras piense que el cristiano 
debe ser sincero consigo mismo y 
con los demás, seguiré preguntando 
y me sentiré feliz de encontrar en 
una respuesta sincera y sin fanatis¬ 
mo de un hermano de mi iglesia, al¬ 
guna solución para estos proble¬ 
mas y para estas inquietudes que 
hoy expreso por medio de estas lí¬ 
neas. 


Jorge RICCA BUSQUIAZO. 












Pág. 6 


MENSAJERO VALDENSE 


PAGINA FEMENINA 

MAYORDOMÍA 


En diferentes oportunidades hemos 
informado acerca del V Congreso 
Nacional de Sociedades Femeninas 
Presbiterianas, realizado en San Pa¬ 
blo, Brasil, en enero de 1962 en las 
dependencias del Instituto Macken- 
zie. Asistieron al mismo, siete re¬ 
presentantes de las Ligas Femeninas 
de Nuestra Federación Femenina 
Valdense. 

Pensamos que será seguramente 
de interés para las lectoras de esta 
Página conocer más detalladamen¬ 
te los temas que allí se trataron. 
Vamos a ofrecer aquí apuntes de al¬ 
gunas conferencias presentadas. El 
tema general fue: "MAYORDO- 
MIA" y fue tratado en aspectos muy 
interesantes, especialmente para la 
mujer cristiana. Ante todo algunas 
consideraciones generales acerca de 
la mayordomía, presentadas, al igual 
que el estudio que vamos a ofrecer 
aquí, por el Pastpr José Borges dos 
Santos. 

MAYORDOMIA — significa admi. 
nistración de los bienes que pertene¬ 
cen a otros. 

Nosotras somos administradoras de 
Dios, gozando de altos privilegios. 

Nada es nuestro; todo viene de 
Dios, y a El tendremos que dar cuen¬ 
tos. 

Ninguna piense que es dueña de: 
la vida, la salud, los talentos, los 
bienes materiales. Nada n©s perte¬ 
nece, somos apenas administradoras. 
Todo representa valores que nos vi¬ 
nieron de manos divinas y que un 
día nos será pedido el buen uso que 
de ellos hicimos. 

La parábola de los talentos pinta 
bien este punto y muestra la triste 
consecuencia de la infidelidad y el 
tremendo castigo que ella acarrea. 
No nos es dado disipar los bienes 
ajenos. 

"No podrás ser mi mayordomo". 
Que nunca bigamos dirigidas a nos¬ 
otras, esas palabras que hieren y 
avergüenzan. 

El mayordomo debe estar en co¬ 
municación constante con su Señor, 
a fin de recibir sus órdenes y pre¬ 
sentarle el resultado de su trabajo. 
También nosotras hemos de vivir en 
comunión con nuestrb Dios y Señor, 
por medio de la oración y la lectu¬ 
ra de Su Palabra —la Biblia— se¬ 
guras de que tendremos que dar 
cuenta de nuestra administración. 

TEMA: "El que hurtaba no hurte 

más"—Estudio de Efesios 4:28 a. 

Pablo hace una seria amonesta¬ 
ción que al principio puede pare¬ 


cer absurdo siendo que iba dirigida 
a un núcleo evangélico, pero que es 
necesario entender bien. 

"El que hurtaba, no hurte más". 
Nosotras no vamos a robar joyas, di¬ 
nero, objetos» etc., sin embargo, po¬ 
demos estar incluidas en alguna cla¬ 
se de robos, que nos presentara el 
Rev. José Borges dos Santos, cuyas 
anotaciones transcribimos. 

a) Cargos. — Muchas personas 
aceptan cargos y no hacen nada; 
otras hacen lo menos posible, otras 
colocan sus responsabilidades sobre 
los hombros de terceros y algunas 
aceptan los cargos, pero cuando sur¬ 
gen dificultades, cuando hay opinio. 
nes contrarias a la suya, cuando son 
objeto de crítica, entregan todo y no 
quieren más hacer nada. Estas per¬ 
sonas están robando la confianza 
que en ellas depositaron los que las 
eligieron. 

b) La maestra de la escuela domi¬ 
nical, cuando no estudia la lección 
y hace a sus alumnos disertaciones 
fuera de tema, cuando llega siem¬ 
pre tarde o falta sin comunicar, de¬ 
jando la clase en manos de otros 
personas y entorpeciendo la buena 
marcha de la escuela, es una admi¬ 
nistradora infiel que no está cum¬ 
pliendo bien sus deberes. 

c) La impuntualidad —fijar hora 
y llegar siempre atrasada; no pre¬ 
sentarse a la hora convenida en las 
reuniones, es robar el tiempo y ia 
paciencia de su prójimo. 

d) Usar mal el tiempo —unas sin 
saber en qué ocuparse; Otras usan¬ 
do el tiempo en frivolidades; otras 
hablando de la vida ajena, o andan¬ 
do de casa en casa, sembrando qui¬ 
zá enemistades. Están robando el 
tiempo que Dios les concedió para 
provecho propio y beneficio de sus 
semejantes. 

e) Algunas roban a Dios mismo, 
usando el Domingo, que es el día del 
Señor para emplearlo en cosas que 
les conviene, sabiendo que este día 
no es nuestro y no nos es permitido 
usarlo para otros fines que no sean 
de alabanza y actos de misericor¬ 
dia. 

f) Calumniar, hacer juicios preci¬ 
pitados, temerarios, ocuparse de ma¬ 
ledicencia es robar la buena repu¬ 
tación del prójimo. 

g) Esposas que no comprenden sus 
deberes de buenas amas de casa, 
que no saben velar por su hogar, que 
no cuidan convenientemente de sus 
maridos, que no son económicas, que 
entregan los deberes de la familia a 


manos extrañas, están robando la 
felicidad, la paz y la armonía de su 
hogar. 

h) Madres que no dan la debida 
atención a la educación de sus hi¬ 
jos. Unas se preocupan mucho de 
las finanzas, otras por el vestir, por 
la buena apariencia, otras por la 
parte intelectual, pero descuidan el 
lado moral y espiritual, no cultivan 
los buenos sentimientos, no -forman 
caracteres firmes, no trasmiten las 
maravillosas lecciones de la Palabra 
de Dios, no oran con ellos, y no les 
enseñan a vivir como verdaderos 
cristianos. Estas madres roban la 
oportunidad que Dios les concedió de 
preparar hombres y mujeres para el 
futuro de la familia, de la Patria y 
de la Iglesia. 

Por todo esto es necesaria la amo¬ 
nestación: "Aquella que hurtaba, no 
hurte más". 

NOTICIAS DE LA PTE. DE LA FFEV. 

Hemos recibido carta de la ac¬ 
tual Pte. de la Fed. Femenina, seño¬ 
ra Delia B. de Maggi, desde Euro¬ 
pa donde pasará varios meses con su 
esposo e hijo. Con satisfacción pu¬ 
blicamos la carta que nos enviara 
para Página Femenina el l 9 de Ju¬ 
lio, desde Lugano, Suiza, a la vez 
que hacemos votos por una feliz es¬ 
tadía en países europeos y particu¬ 
larmente en contacto con nuestras 
iglesias valdenses de Italia. 

Queridas hermanas: 

Después de un largo viaje, casi 
un mes, llegamos a Torre Pellice el 
viernes 7 de Junio. No voy a descri¬ 
birles el viaje, porque seria muy ex¬ 
tenso, sólo quiero decirles que agrc- 
dezco a Dios por las valiosas expe¬ 
riencias hechas a través de ese reco¬ 
rrido tan interesante. Ya habrá opor¬ 
tunidad, a nuestro regreso, de con¬ 
tarles algunos episodios de esos días. 
Me parece un sueño abrir los ojos 
por la mañana y encontrarme frente 
a un paisaje tan distinto al nuestro. 
Montañas, y, a lo dejos, las cumbres 
cubiertas de nieve. 

Después de unos días aquí, el jue¬ 
ves 13, nos trasladamos a Prali. En 
Agape se realizaba el "Encuentro 
Internacional de las mujeres Evan¬ 
gélicas", Organizado por nuestia 
hermana de oquí, la "Federazione 
Femmini le Valdese". A ese encuen¬ 
tro fui cordialmente invitada por la 
presidente de la Federación, Sra. 
Moría Girardet. Aquí, me encontré 
con nuestra querida amiga, la seño, 
rita Mario Magdalena Necker con 
quien aproveché a hablar castella¬ 
no, y juntas recordamos a todas us¬ 
tedes, nuestras hermanas tan lejos 
en estos momentos. 


A cargo de CECILIA M. de GRIOT 

Al encuentro participaron, además 
de las hermana italianas, un grupo 
de amigas suizas y otro de america¬ 
nas. Los estudios fueron desarrolla 
dos de parte suiza e italiana, siem¬ 
pre en los dos idiomas, italiano y 
francés. El tema general fue: "La 
Solidaridad en nuestro tiempo". La 
directora del Encuentro, Sra. Ads 
Várese Theiler y Madcrme R. Cavin 
abrieron el acto con cálidas palabras 
de bienvenida a todas los presen¬ 
tes. El culto de apertura fue presi¬ 
dido por el Pastor Girardet, director 
de Agape. La Sra. Cormen Trobia, 
egresada de la Facultad de Teología 
Valdense de Roma, que dirige la 
iglesia de Cerignola, presentó el te¬ 
ma: "Solidarios en el pecado", ba¬ 
sándose en pasajes bíblicos. Dos es¬ 
tudios más fueron presentados: "So¬ 
lidarios con el prójimo en nuestro 
país" por el Pastor Tulio Vinay, con 
ejemplos de trabojo práctico y "So¬ 
lidarios en Cristo" por Mme. B. Le- 
gler. El programa terminó el sába¬ 
do 15 cbn un culto con Santa Cena. 

Todavía no pude enterarme de to¬ 
do el trabojo que desarrollan nues¬ 
tras hermanas, pero como pueden 
darse cuenta, en este aspecto tienen 
oportunidades distintas a las nues¬ 
tras. Ha sido muy grato pora mí, po¬ 
der participar de este encuentro. To¬ 
das las hermanas escucharon con 
mucho interés lo que les relaté de 
nuestra Federación. 

Los alrededores de Agape son her¬ 
mosísimos: las palabras no alconzan 
para describir tanta belleza. En ese 
momento el valle estoba en flor, los 
nomeolvides, pensamientos y marga¬ 
ritas ofrecían colores y delicado per¬ 
fume a todos los visitantes, más arri¬ 
ba los rododendos exhibiendo to¬ 
das sus galas en colores y perfume 
y más alto la nieve; con el atraso 
de la estación veraniego (un mes); 
subiendo en "seggiovía" pudimos 
ver los campos de sky con mucha 
nieve. Los turistas aprovechan y rea¬ 
lizan con mucha alegría este de¬ 
porte. \ 

Los excursionistas veteranos de ia 
montaña, que con gran esfuerzo lle¬ 
gaban o las cumbres, se quejan, 
pues ahora las excursiones ya no tie¬ 
nen el mismo significado debido a lo 
comodidad que continuamente se 
ofrece ol turismo. 

Hay caminos buenos por todos la¬ 
dos con recorridos de ómnibus y mu¬ 
chas otras facilidades para llegar o 
las cumbres sin mayores esfuerzos. 
No deja de ser uno gran ventajo 
para los que no estamos acostum¬ 
brados a estos sacrificios. 

Envío para todas mi cariñoso sa¬ 
ludo. 

DELIA B. DE MAGGI. 






MENSAJERO VALDENSE 


Pag. 7 


ECOS 

MONTEVIDEO 

Actos litúrgicos del primer semes¬ 
tre.—En el transcurso del primer se¬ 
mestre del año corriente, fueron bou. 
tizados los siguientes niños: Marine- 
la García, de Próspero y de Nella 
Rivoira; Sandra Noemí Ricci, de Ju¬ 
lio y de Iris Malan; Sergio Elberti, 
de Angelo y de Susana Argibay. 

—El 18 de enero ppdo. fue ben¬ 
decido el enlace del Dr. Guido M¡- 
chelin Salomón con la educacionis¬ 
ta María Casilda Fernández, acto 
seguido con sumo interés también 
por varias personas no evangélicas 
que asistieron a la ceremonia. 

El Señor Jesús quiere guiar a ca¬ 
da individuo y a cada hogar por la 
senda de la fidelidad: padres, pa¬ 
drinos, niños, jóvenes esposos, todos 
si lo desean sinceramente, pueden 
vivir, en comunión con El, una vida 
de servicio y de íntima felicidad. 

Ritmo de las actividades.—Con lo 
reanudación de las actividades en la 
Universidad y en otros institutos de 
docencia, el elemento estudiantil ha 
reaparecido más numeroso en las va¬ 
rias reuniones de la Iglesia. Nos ale¬ 
gramos por lo excelente voluntad de 
colaborar puesta de manifiesto por 
varios jóvenes. 

Coro.—En el culto del domingo 
23 de junio el Coro, dirigido por la 
Srta. Marta Félix, trajo una colabo¬ 
ración muy apreciada. Cuando cada 
integrante de la comunidad hace lo 
que puede para la edificación co¬ 
mún, se logran buenos resultados. 

Beneficio de la Liga Femenina.— 
El sábado 1*? de junio se llevó a ca¬ 
bo el Beneficio Anual de la Liga Fe¬ 
menina, con un éxito sin preceden¬ 
tes en cuanto a número de concu¬ 
rrentes y resultado financiero. Nues¬ 
tras hermanas han de sentirse esti¬ 
muladas en el cumplimiento de la 
importante labor que ellas vienen 
desarrollando para el bien de la Igle¬ 
sia y de la sociedad en general. 

Para la construcción del Templo. 
—Del 4 al 21 de junio se llevó a 
cabo un nuevo esfuerzo financiero 
local, en vista de seguir adelante 
con la construcción de los locales. 


ELBA BENECH GARDIOL 

Escribana 

• 

E s t u di o: 

Av. Agraciada 1 5 3 2, 
P. 11, Esc. 15. Tel. 86122 

• 

Atiende en Colonia 
Valdense los martes 
de tarde, en casa de 
Celestino Félix.— 
Teléf. 631. 

MONTEVIDEO 


VALDENSES 


Las suscripciones se acercan a la 
cantidad de $ 30,000 (treinta mi 1 ), 
resultado excelente, si se piensa en 
que muy probablemente ese esfuerzo 
tendrá que repetirse durante algunos 
años más. 

La obra en Villa Libertad. — Lo 

obra en Villa Libertad se va afian¬ 
zando paulatinamente. Desde el do¬ 
mingo nueve de junio funciona allí 
una pequeña Escuela Dominical, de 
la que se ocupan las señoras Nella 
Garrou de Pérez e Hilda Guigou de 
Zoccolini. El culto se celebra el se¬ 
gundo domingo de cada mes, a las 
15.30 horas, en casa de los esposos 
Garrou-Ricca. Han sido designados 
Ayudantes de Iglesia, para colaborar 
en todo lo relacionado con la orga¬ 
nización de las actividades de ese 
grupo el señor Juan Guigou y la se¬ 
ñora Lina Ricca de Garrou. Pedimos 
al Señor que bendiga esa Obra. 

ALFEREZ 

Décimo aniversario de la dedica¬ 
ción del Templo.—El viernes 22 de 
marzo y el domingo 24 del mismo 
mes, se realizaron los festejos de ce¬ 
lebración del décimo aniversario de 
la dedicación del Templo. Para mar¬ 
car esa celebración, y respondiendo 
a una sentida necesidad, se amplió 
la cocina y se procedió a una res¬ 
tauración completa del templo, !o 
cual insumió más de $ 5,000 (cinco 
mil pesos), cantidad ya en parte cu¬ 
bierta por una colecta local hecha 
al efecto. 

Los actos de celebración del déci¬ 
mo aniversario fueron motivo de ex¬ 
presión de gratitud a Dios y de pro¬ 
fundo gozo. 

Obra social en Lascano. — La 

Unión Juvenil Valdense de Alférez 
se ha puesto en movimiento para 
realizar en Lascano una obra que 
sea testimonio concreto de su fe y 
de su deseo de servir. 

Para ser orientada en su traba¬ 
jo, la Unión ha solicitado el aseso- 
ramiento de la señorita Bertha Ba- 
rolin, especialista en tareas de esa 
clase, a la que agradecemos su apre¬ 
ciada visita y su eficaz colabora¬ 
ción. 

Ya los jóvenes tienen alquilado un 
rancho en uno de los barrios de Las- 
cano y cuentan con la simpatía y la 
disposición a colaborar de toda la 
Iglesia. Deseamos pleno éxito a esa 
iniciativa muy simpática. 

Estadía de la señorita Gladys Ber- 
tinat.—Durante el verano pasó una 
breve temporada entre nosotros la 
estudiante en teología señorita Gla¬ 
dys Bertinat, designado por la Co¬ 


misión Ejecutiva para colaborar por 
tres meses en el pastorado del Este. 

El breve ministerio de la Srta. Ber¬ 
tinat entre nosotros ha dejado gra¬ 
tos recuerdos así como nos resulta 
que ha sido apreciada su labor en 
Montevideo. 

COLONIA MIGUELETE 

Simpatía.—El fallecimiento de la 
anciana hermana doña Paulina Ar- 
tus Vda. Pastre, miembro de esta 
■iglesia, ocurrido en Ombúes de La- 
valle el 3 de julio, enluta a nume¬ 
rosas familias también de esta con¬ 
gregación, a quienes expresamos 
nuestra simpatía cristiana. 

Enfermos.—Además de una epi¬ 
demia de gripe y otra de hepatitis 
que afecta a la región, han sido so¬ 
metidos a ligeras intervenciones qui¬ 
rúrgicas la joven Doris Lautaret Ber. 
tinat y el Sr. Wili Artus; en Cardo¬ 
na, debiendo pasar varios días en el 
Sanatorio, la Sra. Elma Avondet de 
Pujado. Todos siguen bien ahora. 

Conferencia pública.—Con nume¬ 
roso y atento público tuvo lugar el 
26 de junio la anunciada conferen¬ 
cia por el Pro. Bartolomé Bacigalu- 
pe, cura párroco de Tarariras, quien 
asistió al Concilio Vaticano II. Du¬ 
rante dos horas comentó una serie 
de vistas de Roma, las que termi¬ 
naron mostrando unos aspectos de 
dicho Concilio. Numerosos católicos 
nos acompañaron esa noche, entre 
los que se encontraba también el cu¬ 
ra de Ombúes de Lavalle, Pro. Fe- 
rrés, acompañado por el pastor Griot 
y Sra. 

La Banda de Ejército de Salva¬ 
ción.—Debido a la inestabilidad del 
tiempo, fue diferida para la prima¬ 
vera, posiblemente, la proyectada vi¬ 
sita de la Banda del Ejército de Sal¬ 
vación de Montevideo. 

Estudios Bíblicos.—Si el tiempo y 
los trabajos de la estación lo per¬ 
miten, la Comisión Espiritual de la 
Unión Cristiana local desarrollará 
una serie de estudios bíblicos simul¬ 
táneos en cuatro puntos distintos de 
la congregación, siguiendo la "Guía 
de Estudios Bíblicos", preparada por 
CCPAL. Por supuesto, 3 de estos 4 
grupos de estudios serán dirigido? 
por laicos que previamente tienen 
con el pastor una reunión prepara¬ 
toria de conjunto. 

SAN SALVADOR 

Campamentos San Salvador. — 

Nuevamente volvieron a realizarse 
este tipo de actividades en las qué 
se procura dar la preparación para 
la torea específica en la zona, a los 


jóvenes y a los intermedios. Se efec¬ 
tuaron del 14 al 19 de enero el de 
Intermedios, y del 19 al 24 el de Jó. 
venes. Para el primero contamos con 
le colaboración del pastor Elio Ma- 
ggi y sus "boys scouts". Este año se 
efectuaron a orillas del río San Sal¬ 
vador que resultó un lugar más her_ 
moso de lo que pensábamos. 

Amigos Obra Valdense en Monte¬ 
video.—Durante el mes de febrerc 
hermanos de la iglesia de la mencio¬ 
nada ciudad, presididos por el pas¬ 
tor J. Tron, visitaron la congrega¬ 
ción pqra interesarnos en la edifi¬ 
cación del Bloque Parroquial. Consi¬ 
guieron numerosos amigos y la can¬ 
tidad de $ 6,960. 

Nuevos miembros de Iglesia.— 
En el culto de Confirmación (primer 
domingo de diciembre) confirmaron 
su Bautismo con la confesión de fe 
los jóvenes: Hilda Bagnasco, Blanca 
Charbonnier, Lidia Gauthier, Violeta 
Gauthier, Miriam Dabalá, Rubén 
Cairus, Ornar Charbonnier, Enrique 
D'Andrea, Amado Gauthier, Silvio 
Oronoz y David Bouissa Elizondo. En 
la fiesta de Pentecostés eran admi¬ 
tidos como miembros de Iglesia los 
adultos: Luis Dufour, Angela López 
de Bontin, María Ociria Laborde de 
Guigou e Hilda Duarte de Zurbrigk. 

Matrimonios nuevos.—Rogaron ¡a 
bendición del Señor para sus enla¬ 
ces los jóvenes Neville Charbonnier 
y Alba Móller, Rolando Rostan y 
Nilda Dalmas, Ricardo Favout y Myr- 
na Bouissa, Arturo Favout y Ana 
Manaslisky, Mauro Frascheri y Nira 
Rostan, Basilio Stirbulov y Aminta 
Navone. ¡Dios bendiga esos hogares! 

Curso de Educación Cristiana.— 
Del 21 al 23 de junio, en Dolores, 
se dictaron clases para maestros y 
dirigentes, especialmente a cargo de 
la profesora Patricia Richardson, Se¬ 
cretaria del Consejo Unido de Educa¬ 
ción Cristiana rioplatense. En la úl¬ 
tima jornada se le unieron las 1 pro¬ 
fesoras Margy Roland y Lilita Gey- 
monat. Por diversas razones no se 
aprovechó al máximo el Curso. 

COLONIA, RIACHUELO, 
SAN PEDRO 

Enfermos.—Sigue enferma de mu¬ 
cho cuidado nuestra anciana herma¬ 
na Catalina Bertin de Bonjour, que 
se asiste en casa de su yerno An¬ 
drés Soulier, en San Pedro. Le acom¬ 
pañamos con nuestras oraciones.— 
Sigue enferma la Srta. Felicia Pon- 
tet, de Riachuelo.—Sigue internado 
en Montevideo, de cierto cuidado, el 
señor Valdo Pons, de Colonia.—Está 
mejor la Sra. Elda R. de Negrin, de 
San Pedro, aunque sigue viajando a 
Montevideo semanalmente por aten¬ 
ciones médicas.—Algo mejor la ac¬ 
tiva instructora de la Escuela Domi¬ 
nical del pueblito de San Pedro, se- 
(Pasa a la pág. siguiente) 








«SMMHHBnMnMHh 

In Memoriam 


"Yo joy la resurrección y la vida, el que cree 
en Mí aunque esté muerto vivirá". 


COLONIA COSMOPOLITA. — El 

13 de junio último, a los 35 años 
de edad, falleció Nelly Thove de 
Mourglia, cuando a vistas humanas 
podía tener por delante muchos años 
más de vida; pero los designios de 
Dios dispusieron otra; sea hecha Su 
voluntad y aceptada con cristiana 
resignación. 


Nelly era descendiente de anti¬ 
guos vecinos de Cosmopolita, nieta 
por parte de padre de Juan Thove 
y Emma Robert y por el lado ma¬ 
terno, de Santiago Pons y Olimpia 



NELLY THOVE DE MOURGLIA 


Klett. Recibió de sus padres, Augus¬ 
to Thove y Alicia Pons, ambos fa¬ 
llecidos, hábitos de trabajo y hones¬ 
tidad, los que puso de relieve al for¬ 
mar su hogar. Deja una preciosa ne¬ 
na de 22 meses, que ayudará segu¬ 
ramente a mitigar en algo el duro 
trance de la separación al esposo 
Nelson Mourglia Geymonat, al que 
hacemos llegar toda nuestra simpa¬ 
tía cristiana. 


COLONIA.—El 29 de mayo falle¬ 
ció en esta ciudad el Sr. Alberto Ber- 
tinalt, persona muy apreciada. Expre. 
samos a su esposa e hijos y demás 
deudos nuestra simpatía cristiana en 
estos momentos de prueba. Presidió 
el sepelio el pastor Carlos Delmonte. 

—El 3 de julio falleció el señor 
Esteban Guigou Peyrot, después de 
una larga vida que alcanzó los 89 
años. Este hermano, que vivía en Co¬ 
lonia desde hacía muchos años, fue 
por más de 40 años miembro del 
Consistorio, primeramente por Ria¬ 
chuelo y luego por Colonia. Que la 
humildad que fue siempre su carac¬ 
terística en cuanto momento debía 
actuar sea de ejemplo para sus hi¬ 
jos y para nosotros todos. Presidió 
el sepelio el estudiante en teología 
David Baret; también hicieron uso 
de la palabra el obispo E. Balloch 
y el Sr. Claudio Negrin, éste últi¬ 
mo en nombre del Consistorio. 

—El 1 1 de junio, a la edad de 
90 años, falleció la señora Adela 
Mourglia de Gonnet, fiel hermana 
que le gustaba mucho que le can¬ 
taran himnos en los últimos momen¬ 
tos de su vida. Expresamos a sus hi¬ 
jos, yernos e hijas políticas y nietos 
—éntre los que se encuentra el pas¬ 
tor Daly Perrachon— la simpatía de 
toda la iglesia. Presidió el sepelio, 
que se realizó en el cementerio de 
Colonia Valdense, el estudiante co 
teología Sr. David Baret, haciendo 
uso de la palabra también el pas¬ 
tor Wilfrido Artus. 

MONTEVIDEO. — El 8 de marzo 
ppdo., dejó la escena de este mun- 
db, en forma casi repentina, la se¬ 
ñora Emilia Bonjour de Medina, de 
62 años de eded. De carácter apa¬ 
cible, sin pretender a los primeros 
puestos, nuestra hermana era muy 
apreciada y querida en la Iglesia y 
en el círculo de sus amistades. 


SAN PEDRO. — A la temprana 
edad .de 44 años, el 18 de marzo 
después de varios días de enferme¬ 
dad, falleció en Montevideo, donde 
había sido trasladada para mejor 
asistencia, la Sra. Adelaida Ricca de 
Gonnet, activa socia de la Liga Fe¬ 
menina local. La congregación toda 
se sintió hondamente conmovida poi 
esta partida. Quiera Dios derramar 
hacia su esposo, Sr. Juan Pedro Gon¬ 
net, a su ahijada Elsa que vivía con 
ellos desde hacía varios años y a 
sus ancianos padres Sr. Esteban Ric¬ 
ca y Sra., el bálsamo de consuelo 
que sólo El puede derramar sobre 
sus hijos. Presidió el sepelio el pas¬ 
tor Elio Maggi y la Sra. Emma G. 
de Gilíes habló en nombre de la Li¬ 
ga” Femenina de San Pedro. 



EMILIA BONJOUR DE MEDINA 
13, VIII, 1900 - 8, III - 1963 

Renovamos a todos los familiares, 
y de una manera especial a la se¬ 
ñora Eugenia B. de Zoppolo con 


quien convivía, la expresión de nues¬ 
tra sentida simpatía. 

—El 25 de junio ppdo., se efec¬ 
tuó en el cementerio del Buceo, el 
entierro de los restos mortales de la 
señora Ana María Dclmas de La- 
brot, natural de Toulouse (Francia) y 
radicada en el Río de la Plata, des¬ 
de hace unos cincuenta años. 

Nuestros pésames a la familia en¬ 
lutada. 

SAN SALVADOR.—El 21 de abril, 
a los 66 años, fue llamado por Dios 
el hermano Luis Cairús Gay. Dios !e 
permitió servir como Diácono duran¬ 
te 7 años. Aun a pocas horas de 
su partida hacía planes para su ta¬ 
rea específica. Pero el Señor deter¬ 
minó otro camino: damos gracias a 
Dios por el servicio. 


—A la edad de 77 años era lla¬ 
mado por el Señor, Don Enrique Gau- 
thier, el 20 de diciembre. 

—El 12 de enero se anunciaba el 
Evangelio en la sepultura de Elvira 
Iturrarde de Filippance. 

—El 22 de enero nos reuníamos 
para tomar consuelo del Señor en la 
sepultura del hermano Ramón Ven¬ 
ce, que pocos meses antes había si¬ 
do admitido como miembro de Igle¬ 
sia. 

—El 10 de abril sepultábamos a 
Don Adolfo Geymonat', fallecido a 
los 69 años. 

—El 19 de junio nos reuníamos 
para anunciar el Evangelio en el se¬ 
pelio de Castor Vence, de 23 años. 

Llegue a los familiares de cada 
uno el consuelo del Señor resuci¬ 
tado. 


mensajeRO umoense 

AÑO XLII l? DE AGOSTO DE 1963 N 9 1055 



(Viene de la pág. anterior) 

ñorita Albina Tourn.—Fracturóse el 
fémur el Vice-Presidente del Consis¬ 
torio y estimado hermano Sr. Enri¬ 
que Gonnet Félix, que se asiste en 
casa de una hija en Montevideo, des¬ 
pués de la intervención quirúrgica a 
que fuera sometido.—Está grave, in¬ 
ternado en el hospital de Rosario el 
señor José Bertinat, de San Pedro; 
le acompañamos con nuestra simpa¬ 
tía y' nuestras oraciones. 

A Montevideo, por examen médi¬ 
co, la Sra. Delia G. de Barolin y por 
e¡ mismo motivo su esposo Germán 
Barolin. Estuvo en asistencia médica 
e! hijo Sergio de los esposos Baro- 
lin-Gonnet, de Barra de San Juan.— 
Sufrió un accidente automovilístico 
le Sra. Rosalía B. de Negrin, de San 
Pedro, con su hija Silvia, que salió 
ilesa; la madre hubo de estar en asis¬ 
tencia médica por varios días; nos 
alegramos de saber que sus lesiones 
no fueron de la gravedad que se cre¬ 
yó en un primer momento. 

Atención de la Iglesia.—Desde la 
ausencia de nuestro pastor, los ser¬ 
vicios religiosos son atendidos po- 
laicos y pastores vecinos y por el 
obispo Sr. Enrique Balloch. La con¬ 
gregación expresa a todas estas per¬ 
sonas su agradecimiento. 

Uniones Cristianas. — La Unión 

Cristiana de Colonia sigue realizando 
charla a cargo del obispo Balloch 
sobre el tema "Paz en la tierra". 

La Unión Cristiana de San Pedro 
realiza un torneo beneficio para el 
sábado 3 de agosto con la participa¬ 
ción de varias Uniones Cristianas. 

Simpatía. — La congregación ex¬ 
presa sus simpatías a la Sra. Elisa 


Ricca de Gonnet por el fallecimiento 
del hermano Rodolfo Ricca, acaeci¬ 
do en Young (Río Negro). 

BAfflA‘BLANCA 

El día 20 de junio se llevó a cabo, 
en esta ciudad, una concentración de 
delegaciones de la Iglesia de Colonic*. 
Iris, del grupo valdense de Bahía 
Blanca y del grupo metodista de es¬ 
ta ciudad. Se desarrolló un progra¬ 
ma que dio comienzo en horas de 
la mañana, consistente en parte es¬ 
piritual y parte deportiva. Al medio¬ 
día todos participaron de un almuer¬ 
zo en conjunto. Fue una magnífica 
ocasión de estrechar vínculos y au¬ 
nar voluntades. 

SAN GUSTAVO 

Enlace. — El 17 de mayo, en el 
templo de Colonia San Gustavo, fue 
invocada la bendición divina sobre el 
matrimonio del pastor Néstor Tourn 
con la Srta. Enriqueta Elena Cata- 
lin. Después de la ceremonia reli¬ 
giosa, la Iglesia agasajó a los con¬ 
trayentes con un rico Te-Cena. 

Estos partieron luego de viaje de 
bodas hacia la república del Brasil y 
el Paraguay. 

Al nuevo hogar auguramos las 
más ricas bendiciones divinas. 

Enfermos.—Se encuentra de vuel¬ 
ta a su hogar y bastante restable¬ 
cido de salud el Sr. Arturo Garnier, 
por lo cual agradecemos a Dios. 

Viajeros.—A Buenos Aires el pas¬ 
tor y su esposa. 

—De la Provincia del Chaco estu¬ 
vieron en ésta, para asistir al enla¬ 
ce de su hijo, el Sr. Santiago Tourn 
y señora. 

—De Buenos Aires regresó la se¬ 
ñorita Italia Catalin.